Skip to content

Claves del packaging para ecommerce

¿Conoces las Claves del packaging para Ecommerce?

¡Descúbrelo en este post de logística para Ecommerce!

A todos nos gusta comprar online. Tenemos a nuestra disposición una oferta infinita al otro lado de la pantalla, de cosas que nos pueden ser útiles y que necesitamos… o no. Y es muy cómodo recibir directamente ese producto en casa, sin movernos, sin hacer colas.

Para que eso suceda tienen que pasar muchas cosas. Una compleja maquinaria se activa tras el click y uno de los elementos clave es el embalaje. Cuando compramos en una tienda nos llevamos el producto “puesto” y como mucho necesitaremos una bolsa para moverlo fácilmente. En el caso del ecommerce, el producto tiene que recorrer muchos kilómetros, cambiar varias veces de modo de transporte, de manos (no siempre cuidadosas) y una simple bolsa no resuelve el problema.

El embalaje o packaging en un ecommerce cumple varias funciones y todas deben tenerse en cuenta a la hora de diseñarlo. No existe el embalaje perfecto que cumpla todas a la vez. Como casi siempre ocurre, tendremos que llegar al mejor compromiso posible, sobreponderando en cada caso los requerimientos que se consideren más relevantes. Algunas de las características que le pediremos a un packaging bien diseñado son:

+ Debe proteger el producto: para asegurar que llegue a manos del cliente en las mejores condiciones. Como decía, el viaje desde el Fulfillment Center hasta nuestro hogar es duro y no todos los productos lo soportan igual. En función del tamaño, peso y fragilidad del producto se podrá utilizar un tipo de embalaje más robusto u optar por uno más ligero. No es lo mismo enviar un bote de mermelada que una camiseta.

+ Imagen de marca: el llamado efecto wow o el proceso de apertura del paquete (unboxing) son muy relevantes y a ello contribuye decisivamente el packaging. En el momento de la entrega la marca completa el proceso de compra y es un punto clave para impactar sobre el cliente. Casos como el de Blue Banana o el de Unique Cosmetics me han impresionado últimamente.

+ Sostenibilidad: intentemos que ni sobre ni falte nada. Usar exceso de embalaje va contra el coste pero también contra el planeta. Y ya que debemos ponerlo, que tenga el menor impacto posible utilizando materiales reciclados y fácilmente reciclables.

+ El coste del empaquetado: no sólo el material utilizado y tipo de embalaje, sino el propio proceso en el Fulfillment Center impactan sobre el coste total. Cajas de cartón hay de muchos tipos y precios, pero además si añadimos relleno para que no se mueva el producto, etiquetas, cintas, tarjetas personalizadas, una bolsa exterior para proteger la caja que protege al producto que es protegido por el protector de la caja ;)… el coste se nos puede acabar yendo de las manos.

+ Unificar embalajes: no se puede tener un embalaje diferente para cada uno de los productos que vende un ecommerce. Pero tampoco es realista pensar que con un solo tipo podremos enviar todos los productos o combinaciones de los mismos. Minimizar el número de embalajes diferentes es un arte que requiere ingenio. O dinero si puedes permitirte utilizar una máquina que fabrique la caja exacta necesaria para cada envío.

+ El peso volumétrico: las empresas de courier cobran no sólo por el peso que envían sino también por el volumen. Es un concepto que se llama peso volumétrico y del que hablaremos otro día. Es importante tener en cuenta a la hora de diseñar un buen packaging que transportar aire sale caro, aunque no pese.

+ Elementos asociados al transporte por terceros: finalmente tener en cuenta que tendremos que colocar una etiqueta sobre el embalaje, lo que puede determinar su tamaño y forma y que puede interesarnos (o no) protegerlo de miradas indiscretas.

Son muchos los elementos a considerar y algunos incompatibles entre sí por lo que la clave estará en encontrar un buen equilibrio entre todos ellos.

¡Ahora que conoces todas las Claves del packaging para ecommerce ya no tienes excusa!

Si tienes dudas contacta con nuestra empresa de fulfillment ecommerce.